La Revolución Bolivariana como paradigma teórico socialista en la actualidad

Una de las mayores esperanzas de los pueblos hoy en día es la llamada Revoluciòn Bolivariana que se desarrolla en Venezuela, cuyo líder supremo es Hugo Chavez y que hoy lleva adelante el camarada Nicolas Maduro. Es uno de los procesos actuales que busca el cambio del sistema para avanzar al modelo de vida socialista.

Tras la destrucción de Libia, solo quedan Cuba y Corea resistiendo estoicamente en el modelo socialista, y Siria vapuleada por el imperialismo ha tenido que dar retrocesos en su socialismo árabe para poder sobrevivir.  Bielorrusia logra sostener una economía planificada desde el Estado, pero sin abolir la explotación y las relaciones de producción asimétricas de corte capitalista. Nicaragua, Ecuador y Bolivia son otros bastiones de la resistencia proletaria, pero que no han logrado el avance de la Revolución Bolivariana y siguen sus pisadas desde una distancia todavía considerable.

resistenciainternacionalista

El caso venezolano es tema de debates entre los militantes, simpatizantes, adherentes, teóricos, pensadores y luchadores del socialismo y de la causa humana. Es paradigmático, abre una nueva era de discusiones, pues ha introducido lo que se conoce como el “socialismo del siglo XXI”. En torno a este concepto se a calificado desde distintas posiciones a esta “nueva corriente” del pensamiento obrero. Se lo ha tildado de revisionismo, bonapartismo, autoritarismo, populismo, hay quienes lo han acusado de tener tintes stalinistas, y quienes lo han acusado de reformista.

Lo cierto es que el chavismo ha tomado el Estado, y desde ahí ha comenzado la creación de nuevo poder. La cantidad de expropiaciones, el cierre de medios de la burguesía, la expulsión de la religión mormona del territorio venezolano, la creación de guerrillas comunicacionales, el fomento de la ocupación de súper mercados desde el gobierno, la creación de las milicias populares, la creación de Telesur, petrocaribe, el ALBA, CELAC, la ruptura de relaciones con Israel, y demás demostraciones son prueba irrefutable de que en Venezuela conviven la sociedad civil burguesa con el nuevo poder, y cuando Chavez hablaba del poder popular, no es otro que el nuevo poder.  El leninismo ortodoxo (como si la ortodoxia fuera una característica del leninismo) toma en algunos casos posiciones como que la coexistencia de la dictadura del proletariado con la dictadura burguesa es imposible. Lo cierto es que el nuevo poder no se trata estrictamente de una zona liberada administrada por la clase obrera cual Comuna de París (aunque esta coexistencia si es posible, pues se da en Chiapas con las zonas recuperadas por el Ejército Zapatista y que están administradas por las juntas de buen gobierno), el nuevo poder se expresa en las diferentes trincheras de la sociedad civil que la clase obrera conquista. Si la clase obrera toma control consciente de esas trincheras y empieza a generar desde ellas contra-hegemonía a conciencia, estamos hablando de nuevo poder, ya sea poco o mucho, o nuevo poder embrionario, pero nuevo poder al fin ¿Dónde está el poder? En la embestidura presidencial, en las bancas legislativas, en los medios de comunicación, en los comandos bolivarianos, en la clase obrera portando AK-47. Todas esas son trincheras dentro de la sociedad civil, posiciones ganadas en la lucha de clases que sirven para la construcción del socialismo, es por eso que Venezuela es el caso hispanoamericano que mas lejos ha llegado en la guerra de posiciones.

Los progresistas y latino-americanistas quieren ver en Venezuela, Chavez y Maduro otro caso de populismo. Pero el populismo no es el fin de la Revolución, ni mucho menos es la alternativa que salvará al proletariado ni al campesinado. El populismo puede ser en todo caso, una circunstancia, un método, o una herramienta, pero en América se vive otra cosa. Bolivia, Ecuador y Nicaragua no son meros populismos y están mucho mas avanzados que países como Brasil, Uruguay y Argentina, eso está claro. En Venezuela se da un proceso de transición al socialismo, un proceso que no se plantea una recuperación de derechos a la clase trabajadora, sino la conquista última de su felicidad, poniéndola en el centro de la escena. Cuando Maduro los incentiva a saquear y a ocupar, eso no es populismo, es darle poder a los trabajadores. Cuando Maduro les da rifles de asalto, estamos hablando de militarización del pueblo, no es solo concienciar a la masa y hacerla participar en pequeños acontecimientos políticos por una reforma, estamos hablando de una diferencia fundamental: el añadido re-evolucionario a la participación, estamos hablando de “el hacha y la serpiente”.

maduro4

La clase dominante ejerce una dictadura y una dirección moral e intelectual sobre las clases subalternas. En Venezuela con la recuperación del Estado, la creación de las misiones, las políticas sociales, el ALBA, CELAC, Petrocaribe, Telesur, medios estatales, guerrillas comunicacionales, poder partidista, internacionalismo, y políticas anti-liberales se ha librado una guerra de posiciones en contra de ese control mental ejercido por la burguesía. Y la unión del ejército con el pueblo, la educación de los militares en los principios socialistas, la creación de las milicias populares, la compra de los misiles S300, y otros ejemplos son la base para el día en que la política en estado puro no sea suficiente. Es obvio que la burguesía no cederá sus privilegios, por eso Venezuela está mas militarizada que otros países progres, porque ellos pelean mucho mas en serio. Y en el estado actual de las cosas a la burguesía le cuesta mucho dar golpes de Estado y asesinar sin obtener repudio de incluso las clases medias, por lo que en política tienen mucho menos espacio para maniobrar y nosotros tenemos mas, y en Venezuela tienen mucho porque el Estado es fuerte. A mas Estado, menos capitalismo, es un axioma. EL poder estatal es inversamente proporcional al poder privado, si el Estado tiene una administración de gente socialista, este crecerá sofocando a la gente capitalista. La transferencia de mas de  3 mil millones de bolívares para la edificación de 40 mil viviendas en todo el país, por el método de autoconstrucción populares un signo de esto, es poder para la gente que trabaja, es menos burocracia y mas democracia.

La conquista de medios de comunicación y el papel de los militantes en las calles, en los barrios y en las redes sociales, ganan un importante bastión de la sociedad civil. En el capitalismo en la era de la globalización los medios son los que crean la subjetividad, instituyen el sentido común y crean un código compartido. Por razones como esta es que Alex Jones ha dicho que esta es una info guerra, y Venezuela la da de forma ejemplar, por tanto un requisito fundamental de la causa socialista es dar la guerra de posiciones en estos medios. En términos gramscianos. Cabe destacar que la teoría gramsciana está  presente en el Foro de Sao Paulo, aun así sea de forma vulgar y mixtificada. Pero en Venezuela está dando vueltas, y es un fantasma que hace estremecer a la elite, el fantasma de Antonio Gramsci.

Para trazar un paralelismo con la Guerra Popular Prolongada (desde ahora GPP) podemos decir que la etapa defensiva ya ha cesado en la Revolución Bolviariana (pero la guerrilla comunicacional es un batallón que sobrevive porque una revolución atraviesa momentos de retroceso, estancamiento y avance constantes, como la GPP), y la etapa de equilibrio estratégico estaría en auge, cuando se ocupa un super mercado, hay un equilibrio entre clases. Obviamente la GPP es un proceso revolucionario admirable, y la Revolución Bolivariana no es mas que un proceso político que pretende impulsar las transformaciones avanzando mediante la política los mas posible sin utilizar la lucha armada, generando de esa forma las condiciones subjetivas para el cambio de sistema no solo en Venezuela sino en el mundo entero, por lo que nuestro paralelismo fantasioso con la GPP, es idealista, pero aun así es cierto. Porque además de lucha de clases, en Venezuela hay un proceso de liberación nacional, y en América hay otro. Se trata de la lucha antiimperialista, se trata de una guerra de la periferia occidental contra el centro de occidente, una guerra de posiciones claro, sin tirar un tiro.

Así de compleja es la dialéctica que viven Venzuela, América y el mundo Tierra. Sin embargo todo es común, y la teoría comunista se sigue aplicando en sus leyes generales y en sus leyes particulares. Pero de forma heterodoxa.

El papel de Maduro entonces es profundizar mucho mas la revolución. La guerra económica que ha librado y libra, los super poderes que ha conseguido, el encarcelamiento de los especuladores, todo eso es muestra de que hasta hoy va por buen camino, pero que aun queda mucho por verse.

El imperialismo, el Mossad, el sionismo, la Escuela de Chicago, el Club Bilderberg y la burguesía dan la guerra en Venezuela y cada vez pierden mas cosas a medida que el pueblo las conquista. Pero esa batalla está todavía lejos de decidirse. Nosotros la seguiremos de cerca.

Anuncios

Comenta o expresa una opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s