Guerra mental, contra-hegemonía e industria musical

resistencia2

 

En estos días las disquerías, los canales de música, radios, medios de comunicación e Internet se llenan de basura comercial: Justin Biever, Miley Cirus, Paramore, y demás mierda. Esto en el contexto de la guerra psicológica que al elite libra contra nosotros, coordinada por el Instituto Tavistock.  Desde sus orígenes humildes en la década de 1920, tras la Primera Guerra Mundial, el Instituto Tavistock, dirigido por John Rawlings Rees, evolucionó hasta convertirse en una institución de guerra psicológica de la familia real británica y en la división psiquiátrica de la Inteligencia británica durante la Segunda Guerra Mundial. (Daniel Estulin 2006)

Entre toda la maraña de sangre, sudor y mierda algunas personas hacen el contra-peso. Es el caso de Epica, que tanto ha contribuido a la cultura (o mejor dicho a la contra-cultura).

Epica publicará su sexto album de estudio el 6 de mayo, The Quantum Enigma (siguen con el tema de la física cuántica).

Mark Jensen dijo sobre el disco:

“¡He estado escuchando nuestro nuevo disco y no me canso de él! Suena más moderno pero tiene todos los elementos típicos de EPICA. Refrescante sería la palabra correcta. Este disco ha sido también el resultado de un esfuerzo de un grupo auténtico”

o.

Bueno, esto es muy claro, la elite (la cúpula de la clase hegemónica) para poder mantener su poder y su hegemonía en la sociedad, tiene que cumplir con dos funciones: primero tener el poder en la sociedad política, lo que implica orquestar el Estado con sus instituciones, aparato, fuerzas represivas, y demás, y en segundo ejercer una dirección moral e intelectual sobre la sociedad civil mediante también tentáculos del Estado, pero también con medios de comunicación, producción de cultura y ese tipo de cosas.

No basta en una sociedad moderna, en el capitalismo de la era de la globalización, con detentar y ejercer un poder de la fuerza bruta a través de controlar la esfera económico-corporativa de la sociedad, sino que debe ser una clase dirigente en lo ético-político para asegurar su hegemonía. Debe producir la cultura, mediante la cual creará sentido común, subjetividades y podrá controlar conciencias, moldeándolas a su antojo. Así controlan el mercado e la música, y llega a nuestras radios y mass media la música comercial atonal del imperialismo con mensajes subliminales y todo. Mas claro, para imponer un orden mundial de dominación no basta con imponerlo por la fuerza, tienen que manipular las conciencias: y crear cultura comercial es una forma de generar esclavos del consumo, idiotas útiles del orden mundial capitalista. A frenar con esto, a combatir este genocidio mental que la burguesía libra a diario contra la clase obrera volviendo a más y más gente estúpida consumiendo su música basura, es que contribuyen bandas no-comerciales, bandas y músicos de distintas vertientes que resisten estoicamente. Nosotros siempre destacamos a Epica, porque toca los distíntos ordenes de la vida de forma magistral:  filosofía, religión, política, ciencia, la vida misma. Y con su nuevo álbum, volverá a tocar los temas de la física cuántica desde un enfoque claramente meta-físico.

 

Epica3

 

Retomando la teoría de Antonio Gramsci, si la cultura (en este caso la música) tiene a sus medios de producción bajo el poder de una clase hegemónica (en este caso la burguesía), esta será un foco de difusión de al cosmovisión particular de esa clase dominante, que intenta inculcar su cosmovisión particular en la sociedad civil para poder se la clase dirigente de una sociedad heterogénea. Cada lucha o acto de resistencia cultural, debe ganar trincheras en la guerra de posiciones (en este caso la guerra de difusión de la forma artística música), para desde ellas generar contra-hegemonía (en este caso contra-cultura, música no-comercial) que difunda una cosmovisión diferente, la que se identifique con los intereses del pueblo. Y eso es el éxito de Epica, una trinchera desde la cual generar contra-hegemonía.

Simone Simons ha contribuido mucho, a echo mucho por la cultura en un mundo envuelto en tinieblas  y por las garras de la elite, en un sistema capitalista ya en su (creemos) última fase de descomposición, con el fracaso de la modernidad y la decadencia de las formas culturales, ella ha resistido de manera estoica y heroica. Cuando es muy fácil venderse ante las tentaciones del poder, ella a permanecido auténtica, incorruptible. A pesar de que muchos no quieran reconocer, no puedan aceptar que aquí hay alguien que no se vende cuando Evacescence, Within Temptation y demás no tienen escrúpulos para hacer música popera, música comercial y Simone los señala con la naturalidad no de quien denuncia sino de quien no se tima. A pesar de las acusaciones de diva, racista, fría, y hasta de que ha sido programada por la CIA.

Muchos despliegan un odio viceral contra Simone y no les tiembla el pulso en señalar con sus acusadores y malolientes dedos a una mujer que ha echo demasiado por la cultura. Dicen que ha sido programada por la CIA, que es una esclava MK-Ultra, que es pieza del programa Monarca (Monarch) de control mental masivo. Frikis conspiranoicos hasta han echo una página exclusiva para tratar el tema. Hay páginas que trabajan muy bien (como e blogspot Contra el NWO) y demás que no dedican su línea editorial a una sola figura, ni aun sea Lady Gaga, Madonna o Katy Perry, mientras estos gusanos toman de punto a Simone que ha de tener un millón de personas que la sigue en todo el mundo mientras Amy Lee tiene decenas de millones. Pero a esa gente ¿Qué le interesa? ¿Armar a una página para denostar, señalar, vilipendiar, castigar? Ridiculizar y burlarse, mientras para eso también usan la figura de Tarja, claro exaltándola en detrimento de Simone, como esos imbéciles que ponen a la una en un pedestal (porque es innegable lo que a echo por la música) y a la otra en lo mas bajo y profundo de la mierda, siendo que Tarja respeta a Simone, y no la van a respetar los pretendidos expertos y los fanboys arenosos, y no la respeta desde una cordialidad hipócrita y sofisticada (que deben pensar eso los burros porque así son ellos) sino que mantiene una amistad con la jóven que un día escuchó a Nightwish y siguió sus pasos.

Resulta que todos los que escuchan música creada por ellos, seguidores de Epica, poco a poco van refinando sus gustos y difícil vuelvan a la mierda de Tavistock, lo quieran aceptar o no, Simone es un revólver en la cabeza de la elite. Por eso sus temas nunca serán tan conocidos como los de Katy Perry, por eso los medios no hablarán de ella como de Miley Cirus, por eso la radio no pondrá sus canciones como hacen como Evanescence, por eso cuando se organizan festivales prefieren a Within Temptation y a Epica la rechazan. Mientras una banda crea música elaborada y pensada excelsa sin pretenciones mayores que las de superar y dejar atrás la decadencia del ser humano actual, se la deja de lado en beneficio y en pretensión de traer a los oídos de todos nosotros la música popera de unos mentidos metaleros, vendidos a buen precio, que son Within Temptation, que por unos cuantos fans abandonaron sus influencias celtas y hoy parece influirlos el pop de la nueva era de acuario.

Así están las cosas.

 

Anuncios

Comenta o expresa una opinion

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s